jueves, 15 de octubre de 2009

Novedades sobre la causa Potel por Andrea Ruiz Caso Potel: Por difundir gratuitamente filosofía en Internet Dictan procesamiento y embargo patrimonial


Novedades sobre la causa Potel por Andrea Ruiz
Caso Potel: Por difundir gratuitamente filosofía en Internet
Dictan procesamiento y embargo patrimonial de cuarenta mil pesos



El juez Pablo Raúl Ormaechea, subrogante del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción Nº 37 resolvió el procesamiento del profesor de Filosofía Horacio Potel en la causa por presunta violación de la ley 11723 de propiedad intelectual. Dispuso además, un embargo patrimonial de 40000 pesos.
Potel está acusado de infringir la ley de propiedad intelectual por la publicación de textos del francés Jacques Derrida y el alemán Martin Heidegger en los sitios www.jacquesderrida.com.ar y www.heideggeriana.com.ar . La causa fue impulsada por la Embajada de Francia en Argentina, representando los intereses de la empresa gala Les editions de Minuit y la denuncia del apoderado de la Cámara Argentina del Libro, en Septiembre de 2007.

La fundamentación del auto de procesamiento, de ocho carillas, da por probado “con el grado de provisoriedad requerido para esta etapa procesal (…) el dolo requerido para la comisión del delito”. Los factores citados por el magistrado muestran varias imprecisiones y exhiben una curiosa ignorancia en temas vinculados con Internet y las nuevas tecnologías de información. Un ejemplo de ello es la asunción de que la mera existencia de un archivo en formato PDF (Portable File Document) implica necesariamente (y por lo tanto, prueba) que el acusado ha escaneado previamente los textos. Agrega al respecto que la autoría de Potel de semejante hazaña queda probada toda vez que en el menú “Propiedades” de uno de los archivos revisados en la instrucción, el profesor figura como “autor”.

Al disponer la medida cautelar de embargo, incluye en las “pautas mesurativas”: “estimando el pago de las costas del proceso, que incluyen la tasa de justicia (…) de $69.67, los honorarios profesionales y los demás gastos que se hubieran originado por la tramitación de la causa”. Sin detallar en qué consisten los “demás gastos” aludidos, el magistrado estima las costas en $40.000 (unos diez mil dólares).
Finalmente, no se dicta la prisión preventiva para el profesor Potel por que “la penalidad de la conducta imputada autoriza su libertad durante el proceso”.

Mientras la defensa de Potel prepara la apelación, la noticia se difundió rápidamente en la Red, generando un nuevo aluvión de respuestas solidarias y protestas airadas de miles de usuarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada